Cuando sucede un incendio, el humo siempre hace acto de presencia; sin embargo, dependiendo del origen del mismo, este tendrá unas características diferenciadas.

Identificar apropiadamente el tipo de humo que se produce durante un incendio resulta fundamental para tomar las medidas de seguridad necesarias, con el fin de prevenir al máximo numerosos riesgos, así como también para utilizar los métodos de extinción más efectivos para sofocar el fuego ya que permite determinar rápidamente su origen.

Es importante mencionar que la composición del humo puede variar notablemente dependiendo de las características particulares y la concentración de cada combustible, además de la temperatura del fuego, así que es posible distinguir diversos tipos de humo por su color, estos son algunos de los casos más habituales durante los incendios.

Humo gris o negro

Por lo general, el negro o gris se genera por la combustión de numerosos materiales incluyendo fibras sintéticas, cauchos, petróleo, plásticos, gasolina, gasoil o incluso polímeros, los cuales suelen alcanzar temperaturas muy elevadas, además dicha coloración indica que el fuego se ha producido en espacios cerrados con poca presencia de oxígeno.

Humo blanco

A diferencia de los humos con coloraciones oscuras, el blanco indica una gran presencia de oxígeno y vapor de agua en el aire, por lo que generalmente se produce por la combustión de piensos o pastos secos, productos de origen vegetal y materiales con alto contenido de fósforo.

Humo amarillo

El de color amarillo indica un elevado contenido de azufre, ácido clorhídrico y ácido nítrico, así que suele ser sumamente perjudicial para el ser humano por contar con agentes químicos sumamente tóxicos y corrosivos, los cuales pueden generar envenenamiento por inhalación en pocos minutos.

Cabe destacar que la combustión de ciertos elementos químicos puede generar humo con coloraciones muy particulares, como es el caso del yodo que produce humos con tonalidades violetas, numerosos hidrocarburos que al arder desprender humos de colores azules y el cloro que genera un humo de color verdoso.