¿Por qué realizar simulacros de incendio? Muchas personas no saben cómo actuar cuando ocurre un incendio. Sin embargo, ante cualquier tipo de siniestro es importante saber qué medidas tomar para garantizar la seguridad y evitar posibles lesiones o daños por acciones inadecuadas o impulsivas.

Los simulacros de incendio permiten simular una situación de emergencia provocada por un incendio en la que se requiere evacuar a las personas que se encuentren en las instalaciones. El objetivo es verificar las condiciones de seguridad y preparar a las personas para que sepan cómo actuar en una situación real. El simulacro se desarrolla en función del tamaño de las instalaciones, su distribución y el número de personas.

¿Por qué realizar simulacros de incendio una vez al año?

En empresas, organismos públicos e instituciones educativas los simulacros de incendio se realizan por lo general una vez al año. Cabe destacar que esta práctica está siendo asumida cada vez por empresas y negocios. Han descubierto las ventajas de realizar esta actividad, entre las que destacan:

  • Conocer e interiorizar las normas básicas de seguridad en un incendio. Al realizar un simulacro se puede practicar cómo salir de las instalaciones de forma coordinada. Podemos utilizar los extintores y otros equipos para combatir el fuego, aprender y utilizar normas básicas de primeros auxilios, entre otros, lo cual ayuda a que las personas estén preparadas en caso de presentarse una emergencia real.
  • Verificar la eficiencia de los protocolos: en un simulacro se pone a prueba la eficiencia del protocolo a seguir en caso de presentarse un incendio. Esto permite detectar sus puntos fuertes y sus fallas, lo que permite aplicar los correctivos necesarios para que sea realmente efectivo en una situación real.
  • Promueve la cultura de la protección civil: las personas pueden desarrollar la capacidad para actuar de forma adecuada en una situación de emergencia. Cuando se trata de los niños y adolescentes aprenden a cómo actuar de una forma responsable en caso de incendio no sólo en la escuela sino también en sus hogares.