Las causas más comunes de un incendio. Los incendios domésticos en viviendas, en oficinas y en negocios son prevenibles. Para evitar sus efectos devastadores, debemos conocer sus causas comunes que pueden originar fuego y propagarse en un incendio.

En el caso de las viviendas la mayoría de los incendios se originan en sus cocinas. Esta causa es común con los negocios y oficinas, ya que en su mayoría tiene electrodomésticos para producir bebidas y calentar ciertos alimentos.

Las cocinas, sartenes, cafeteras, planchas y otros artefactos eléctricos pueden dejarse funcionando por accidente y generar un incendio. Esto ocurre especialmente en el caso de las cocinas domésticas. Al tener campana extractora donde se acumula grasa que puede servir de elemento inflamable y propagar llamas de mayores proporciones.

 

La importancia de tener un extintor.

Tanto en casa, como en la oficina o el negocio es recomendable contar con un extintor o manta ignífuga para evitar incendios, que también pueden producirse por el uso de velas en cualquier parte de la casa que no se apagan al dormir o salir de casa y pueden generar llamas en cualquier objeto como cortinas, muebles y otros a causa del aire y originar un gran incendio.

Una causa común de los incendios en inmuebles e incluso, en zonas exteriores y grandes extensiones de terreno son las colillas de los cigarros que son lanzadas indiscriminadamente por fumadores sin apagar y pueden causar todo tipo de incendios.

Los cortocircuitos por el mal estado de la red eléctrica en las propiedades es una de las principales causas de incendio que reportan las unidades de bomberos de las comunidades en todo el mundo, ya que originan un importante porcentaje de incendios y es una causa donde las llamas se propagan con gran rapidez.

También, secar ropa sobre los calefactores o radiadores eléctricos puede generar un incendio, al secarse la ropa se recalienta y puede generar humo y llamas.