La seguridad en espacios públicos es uno de los aspectos más importantes en los que la conciencia colectiva juega un papel fundamental. Ya no se trata sólo de contar con las medidas de seguridad, sino de saber qué hacer en caso de emergencia. Tanto es así, que las mayores vulnerabilidades y estados de pánico, pueden producirse en esos lugares donde contener una emergencia puede ser una tarea complicada.

Por ello, desde los servicios de emergencia y ciudadanía, debemos (o deberíamos) conocer los pasos y recomendaciones para mantener la calma y el control ante un incendio.

Todos los establecimientos o lugares públicos han de cumplir con una serie de garantías:

  • Respetar el aforo permitido por las dimensiones del espacio
  • Disponer de los debidos extintores, mangueras, alarmas y avisos debidamente funcionales y preparados.
  • Mantener habilitados los recorridos y puertas de salida de emergencias
  • Contar con un plan de autoprotección a disposición de los responsables de seguridad de las instalaciones.

Toda situación bajo control puede variar en décimas de segundo si alguna de esas garantías falla.

Lo fundamental en la seguridad contra incendios en entornos públicos, depende de su capacidad de propagación y los accesos a sus interiores. Hay dos clases de protecciones: Pasiva (inherentes al diseño del edificio) y Activa (cuando depende de la intervención y control de los riesgos). La intervención de los servicios de emergencias dependerá pues de las condiciones de aproximación, la accesibilidad por las fachadas, y por los medios de protección exterior.

Aunque siempre es la mayor responsabilidad la del ciudadano responsable.

Es obligación de todos conocer y respetar las señales de emergencia para todo tipo de entornos, en especial, en el caso que nos ocupa. En un entorno público, hay que prestar especial atención a los colores Rojo y Verde. Las distintas señalizaciones de emergencias, ubicadas en puntos clave, marcadas con un color rojo, están (y deben ser) visibles por todo el mundo: Alarma contra incendios, arena, puerta cortafuegos, manguera contra incendios…

Las de color verde Señalizan las salidas, pero cabe señalar algunas recomendaciones. Por ejemplo: En una salida al exterior, no detenerse junto a las puertas de salida, puesto que las puertas rápidamente pueden colapsarse ante la presión. Hay que seguir los consejos de megafonía del personal del edificio para ello, y respetar entre tanto las señales.

Asistir a simulacros de incendios y estudiar en materia de prevención de incendios gracias a diversas fuentes de información tanto públicas como profesionales, debe ser una obligación para saber estar preparados ante una emergencia.

Protegernos es trabajo de todos.

La seguridad en espacios públicos. EXTINFENIX somos una empresa seria con muchos años de experiencia en este campo en toda Andalucía. No dudes en ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 952 434 844 o info@extinfenix.com.